Comentarios

De esta manera el jardín está a salvo de los cachorros.


Hay muchos peligros que acechan en el jardín para un perro joven. Es aún más importante hacer que la propiedad esté a salvo de los cachorros. Debe tener especial cuidado de que su cachorro no entre en contacto con plantas venenosas o caiga al agua. Hay mucho por descubrir para un cachorro en el jardín - Imagen: Shutterstock / Christian Mueller

Un pequeño cachorro y mucho espacio de juego en un gran jardín, a primera vista, eso suena más que idílico. Pero antes de que su crecimiento familiar de cuatro patas pueda moverse despreocupadamente en el césped, debe verificar el terreno de manera crítica. Si quieres darle una carrera a tu joven perro, el jardín debe estar preparado para que sea a prueba de cachorros.

El jardín a prueba de cachorros: ¡Advertencia plantas venenosas!

Lo que se considera una hermosa flor en los ojos humanos puede volverse rápidamente peligroso si el curioso cachorro mastica hojas, tallos o bulbos de plantas. Lo mejor que puede hacer es eliminar las plantas venenosas lo antes posible para que no surjan situaciones peligrosas. Las plantas venenosas para los perros incluyen, por ejemplo, laburnum, delphiniums, amapolas, narcisos, lirio de los valles, trompeta de ángel, dedalera y rododendro.

Contener las fuentes de peligro en el jardín.

No son solo las plantas de jardín las que pueden ser peligrosas para un perro joven que quiere probarlo todo y mordisquearlo. También debe verificar el resto del mobiliario del jardín para ver si está a prueba de cachorros. El estanque del jardín o la piscina también pueden convertirse en un peligro para un cachorro: incluso las aguas poco profundas deben cerrarse o cubrirse por seguridad.

Dado que un cachorro pequeño puede pasar fácilmente por cualquier espacio, lo mejor es revisar la cerca del jardín con cuidado para ver si hay posibilidades de deslizamiento y adaptar los setos con una cerca de malla cerrada. Por supuesto, las herramientas con cuchillas afiladas no deben estar tiradas en el jardín, al igual que los pesticidas, fertilizantes, veneno de caracol y similares no deben ser accesibles para el cachorro.

Pequeños cachorros dachshund para enamorarse