Corto

Colibrí: experto en vuelo ligero como una pluma con un gran número de golpes


¡Qué alas! ¡90 latidos por segundo, hasta 200 cuando vuela el cortejo! El colibrí tiene, con mucho, el batir de alas más rápido en el mundo animal.

Aletea mi ala, bebé

Pueden volar de lado y hacia atrás, y debido a su increíble batir de alas, incluso pueden pararse en el aire. El colibrí maneja hasta 90 latidos por segundo, en condiciones normales. Cuando las hormonas de la felicidad de enamorarse inundan su pensamiento, incluso maneja 200 golpes durante el vuelo de cortejo.

Colibríes: una maravilla aerodinámica

La razón de esta habilidad extraordinaria radica en el batir del ala. La mayoría de las aves pliegan sus alas a medida que se mueven hacia arriba y más cerca del cuerpo para reducir la resistencia. Con el colibrí, por otro lado, los científicos pudieron detectar un movimiento de rotación, lo que hace que el movimiento ascendente sea aerodinámico. El hueso del brazo superior también se gira cuando las alas se agitan y no solo se mueven hacia arriba y hacia abajo. El resultado? Estos movimientos rotativos aseguran un golpe de ala más fuerte y con mayor eficiencia energética.

0 comentarios Inicie sesión para comentar